SERENDIPIAS LITERARIAS.

Ya lo predijo la literatura….

¿Habéis oído hablar alguna vez de las serendipias literarias? Estrictamente hablando, una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta; aunque en términos más generales se puede denominar así también a la pura casualidad, coincidencia o accidente.

Aunque en principio este término se asocia al el mundo de la ciencia y a los descubrimientos casuales que realizan los investigadores sin pretenderlo, en la historia de la literatura también hay lugar para las serendipias. Es más, en la literatura este término se asocia más con las profecías; es decir, son aquellas historias de ficción que tiempo después se concretizan en la realidad.

A lo largo de toda la historia de la literatura se han ido sucediendo casos de profecías involuntarias que han dejado boquiabiertos a lectores de todos los tiempos. No son casos muy comunes pero sí que son, cuanto menos, sorprendentes (y también bastante escalofriantes).

La primera de estas serendipias la encontramos en el libro Los viajes de Gulliver, escrito en 1726 por Jonathan Swift. En él, el autor escribe que “se ven en el cielo dos estrellas menores o satélites que giran alrededor de Marte, tienen nombre de miedo” . Además describe su órbita y su distancia del planeta. En ese tiempo no se sabía de la existencia de luna alguna en Marte. Pero hay dos. Y fueron descubiertas recién en el año 1877 por el astrónomo Asap Hall. Las lunas tenían un diámetro muy parecido al expresado por Swift, y además su órbita era prácticamente igual. Las lunas fueron bautizadas como Fobos y Deimos, términos griegos que significan miedo y terror.

En segundo lugar nos encontramos con la profecía escrita por Edgar Allan Poe en Las aventuras de Arthur Gordon Pym (1850). La historia cuenta el naufragio de un barco en los mares del Atlántico sur, cerca de las Islas Malvinas, del que sólo sobreviven cuatro personas. Desesperados por la falta de alimentos y bebida toman la drástica decisión de matar a uno de ellos para comer. Lo echan a suertes y el elegido es el cocinero de la embarcación, un tal Richard Parker. Algunos años después, en 1884, la historia se repite, pero esta vez en la vida real. Una goleta de origen británico naufraga cerca de las islas atlánticas. Sobreviven cuatro personas que quedan a bordo de una balsa y toman la misma decisión que en el libro. ¿Sabéis a quién le tocó morir? A un hombre llamado Richard Parker (que para más inri también es el cocinero).

Por otra parte, en el año 1898, Morgan Robertson, publicó una obra que se llamó Futility y que describía el hundimiento de un gran barco (llamado “Titán”) en su viaje inaugural de Londres a Nueva York. Los relatos coinciden con el naufragio del Titanic, sucedido 14 años después de editado el libro, que también se produjo por el choque contra un iceberg en los mares del Atlántico norte, tal como sucedía en el libro. Ambos eran barcos de proporciones considerables, que se consideraban imposibles de hundir, y además, el capitán del barco de novela se llamaba Smith, tal como el capitán del Titanic.

Finalmente, encontramos otra serendipia lunar, aquella contenida en la obra de Lester Del Rey, Viaje a la luna (1954). En esta obra, se cuenta la historia del comandante Armstrong que llega a la luna con la nave Apolón, catorce años antes que lo haga Neil Armstrong a bordo del Apolo 11.

En definitiva, Julio Verne (creador por su parte de tantas serendipias literarias) tenía razón al decir que “todo lo que un hombre pueda imaginar, otros podrán hacerlo realidad”. Y es que, en ocasiones, la realidad supera claramente a la ficción. ¿Qué os parecen estas historias? ¿las conocíais?.

Fuente: Iberlibro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s