MARÍA ZARAGOZA

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Aunque el argumento de Dicen que estás muerta gira en torno al asesinato casual de una chica de compleja personalidad lo cierto es que no se trata de una novela de género negro o policial sino más bien se podría definir como una historia profundamente romántica. Romántica pero no en el sentido habitual que tenemos del término; nada que ver con Nora Roberts sino romántica como lo fueron o lo son Baudalaire, Verlaine, Cortázar, Pepito Grillo, David Lynch o Salvador Dalí.

El argumento central de la novela es el amor como pasión arrebatadora y compulsiva y que aparece en representando en todas sus aspectos: el caprichoso, el no correspondido, el miedo al amor, el idealizado, etc. El asesinato de Luján sirve como excusa para reflexionar sobre cómo nos comportamos cuando amamos, describiendo a la perfección como lo hacemos en cada caso. Por eso no es extraño que el lector se sienta identificado con alguno de los personajes de la novela ya que sus usos y costumbres así como sus reflexiones y actitudes son fácilmente reconocibles bien entre los que nos rodean o bien en nosotros mismos.

Por lo tanto en Dicen que estás muerta no es importante el asesino sino la víctima, tratar de descubrir quién era Luján y que causas o razones motivaron su muerte. Pero no sólo es la historia de la víctima sino también de las personas que de manera más o menos directa participaron en el homicidio: la pareja que fantaseo con su muerte, la amiga, enamorada en silencio, que pudo evitarla y no lo hizo, el novio pijo que no asistió a la cita, el trío de “turistas” mexicanos que descubrieron el cadáver, o el amante maduro y varios años mayor que ella que de alguna manera se siente culpable de su muerte. A lo largo de los capítulos se nos van describiendo sus peripecias, reflexiones, miedos e inquietudes. El asesinato de Luján actúa en cada uno de ellos como una suerte de viaje iniciático que cambia o transforma sus vidas – o al menos su concepto del amor – drásticamente. De hecho, en varios pasajes de la novela se compara este proceso con el que experimentaron los personajes de El mago de Oz de tal modo que cada uno de los que intervienen en la novela (o al menos los personajes estelares) encuentra su correspondencia con la pequeña Dorothy, el león cobarde, el hombre de hojalata sin corazón (en este caso una mujer), el espantapájaros sin cerebro, La Malvada Bruja del Norte o el Mago de Oz, emulando así y de manera premeditada al David Lynch (que es citado en varias ocasiones) de Corazón Salvaje.

El escenario es importante. Casi todos los capítulos se denominan como el rincón madrileño en el cuál se desarrolla la acción con puntuales incursiones a México D.F. o una breve visita a la Barceloneta. De igual modo, en alguno de ellos aparece el alma de la asesinada que contempla algún acontecimiento de manera invisible.

Los sueños adquieren una enorme importancia en el desarrollo de los acontecimientos de tal modo que estos sirven como nexo de unión a personajes que aparentemente no se conocen ni tienen ningún tipo de relación; sueños premonitorios y compartidos.

Técnicamente, la novela deja entrever el pasado de la autora como escritora de narrativa breve ya que con frecuencia los capítulos funcionan perfectamente como un cuento con su principio y su final. No obstante, el hilvanado final lo considero bastante conseguido. En ellos, la autora demuestra además gran habilidad en la descripción muy visual y casi cinematográfica de situaciones.

Finalmente, María Zaragoza nos sugiere una curiosa posibilidad de relectura de toda la historia (que prefiero no desvelar) y que admite diferentes visiones o interpretaciones a gusto de cada lector, enriqueciéndola y potenciando aún más su interés y complejidad.

Joseph B Macgregor

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s